Buscar en archivos de Mambí en Acción

sábado, 6 de noviembre de 2010

Testimonio de Martha Díaz Rondón

Barcelona/ Mambí en A/ Testimonio de Martha Díaz Rondón, detenida el 31 de Octubre en Banes, Holguín, junto con Reina Tamayo. Martha Díaz Rondón fue detenida en el Cementerio de Banes el 31 de octubre a las 10 de la mañana aproximadamente y puesta en libertad el 1ro de noviembre de 2010 a las 9 de la noche.

Nos trajeron en una guagüita blanca un teniente coronel y tres más. Nos soltaron aquí y cada uno para su casa, A Naoky, Gertrudis, Daniel Mesa Cantillo, Ramón Reyes Oramas, Juan Oriol Verdecia (mi esposo) y yo, quien les habla, Martha Díaz Rondón.

Fuimos brutalmente golpeados, a todos nos golpearon brutalmente, nos subieron a las guaguas a base de golpes, eso fue a todos los que estábamos hasta a Reina. Es decir, si golpearon a Reina qué podemos esperar para nosotros.

Nos humillaron, me desnudaron, me obligaron a quitarme el blúmer y hacer cuclillas delante de guardias. Nos vieron guardias pues tenían las puertas abiertas, eso lo hicieron aquí en Banes, a Gertrudis Ojeda Suárez, a Dulce María, Bárbara Portal Prado, a otra muchacha, Maritza Cardoso Romero de Moa, eso fue una humillación. Nos desnudaron y nos estaban viendo los guardias mismos, nosotros dijimos: “Oye cierren las puertas que nos están viendo”, pero estaban ahí, agentes de la Policía y la Seguridad del Estado, que miraban a propósito, cuando nos estaban haciendo el cacheo y después haciendo cuclillas. Eran unas mujeres que cuidan prisiones, mulatas “grandonas” que fueron directamente dando golpes.

A Gertrudis le dieron por la barbilla y la tiene inflamada, nos cogieron y nos hicieron llaves, nos cayeron los hombres y las mujeres, eso fue grande lo que nos hicieron y nos humillaron.

No obstante eso, en Instrucción nos hicieron lo mismo, me desnudaron, que me hicieron quitar blusa y todo y hacer cuclillas y bajarme el pantalón, nos trataron mal, mal.

Nos hicieron una carta de advertencia de aplicarnos el delito de peligrosidad o la Ley Mordaza 88 si seguíamos apoyando la marcha de Reina Luisa Tamayo Danger. Nosotros le contestamos que sí íbamos a seguir, entonces nos dijeron que ya estábamos advertidos que teníamos carta de advertencia de encarcelarnos.

Nos pusieron una almohadilla en el vientre para cogernos el olor, nos cogieron las huellas de las manos, los diez dedos, nos midieron, nos pesaron y nos tiraron fotos.

De Banes nos llevaron para Pedernales en el municipio de Holguín.

Desde La Habana, Cuba, Martha Beatriz Roque Cabello.
Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails