Buscar en archivos de Mambí en Acción

martes, 16 de diciembre de 2014

El VII Congreso del PCC se va a bolina #Cuba

Barcelona/ Mambí en A/ En la sesión de la Asamblea Nacional celebrada en julio de 2014 Raúl Castro anunció que el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) se celebraría en 2016 pero de ello no se ha vuelto a hablar, tal pareciera que ante el cúmulo de incumplimientos que ya existen faltando poco más de un año, se ha arrepentido de esa convocatoria.

Solo en el orden económico las tareas pendientes son numerosas. La más importante, que es el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), que se había cifrado para el quinquenio 2011-2015 en un 5% como promedio anual, estuvo por debajo del 3% en los tres primeros años, será de 1,3 en 2014 y se proyecta un dudosamente lograble incremento del 4% en 2015.

El llamado reordenamiento laboral o reducción de las plantillas infladas en el sector estatal se ha estancado. En 2010 había alrededor de un millón de trabajadores sobrantes y se planteaba que el sector no estatal y principalmente el trabajo por cuenta propia los absolvería, y sin embargo, de los 471 mil cuentapropistas que hoy existen solo el 31%, unos 140 mil, procedían de un vínculo laboral anterior, y como la cantidad de trabajadores se mantiene apenas sin variación no ha habido ninguna disminución.

Se concebía la eliminación del racionamiento, que ya alcanza más de medio siglo, y ningún avance ha habido al respecto. Esa medida sería hoy muy impopular ante el alza sostenida de los precios y el estancamiento de los salarios, que son otros dos factores donde no ha habido avances, y al contrario verdaderos retrocesos.

El llamado Perfeccionamiento del Sistema Empresarial es uno de los aspectos de seguro incumplimiento, porque este tiene como premisa que la empresa estatal es la base de la economía y se pretende que pueda llegar a ser eficiente, algo que contradice a la práctica y a la historia económica. Al respecto, es bueno referirse como antecedente al llamado Sistema de Perfeccionamiento Empresarial procedente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), aplicado allí por el método de ordeno y mando, que comenzó en el sector estatal civil en agosto de 1998 con el objetivo que estuviera vigente en las entonces 3000 empresas del país en 2003 y que transcurrida una década terminó en un rotundo fracaso.

No hay que seguir abundando en los sobrados motivos que existen para no celebrar el Congreso, que se comenzará a postergar silenciosamente hasta que no se pueda alargar más, como sucedió con el anterior, que se postergó por 13 años.

Hacen falta muchas más escusas que el bloqueo, el acoso imperialista, el cambio climático y la crisis mundial, para justificar tantos descalabros, pero no hay que dudar que todas aparecerán, porque la cúpula de poder nunca reconocerá su fracaso.

Informó desde La Habana, Cuba, Arnaldo Ramos Lauzurique, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.
Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails