Buscar en archivos de Mambí en Acción

lunes, 8 de diciembre de 2014

Madre cubana soltera con 4 hijos y sin ayuda #Cuba



Barcelona/ Mambí en A/ Dadira Mora Jabalera ya fue noticia de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios en el mes de agosto, cuando se expuso su difícil situación en internet. Al igual que ha sucedido en otras ocasiones, después que el régimen “se enteró” a través de nuestra reseña por lo que estaba pasando esta mujer con sus cuatro hijos, en octubre fue a visitarla.

En su casa estuvo una funcionaria del Ministerio del Interior que solo dijo llamarse Milagros, junto con la jefa de los Trabajadores Sociales del Municipio, de nombre Lucía.

Esta madre soltera vive con 4 hijos en un local insalubre que le ha cedido de momento su mamá ubicado en Cadenas No 3 entre H y Final en el municipio de Guanabacoa de la Ciudad de La Habana. Ella no tiene ayuda económica del Estado y se ha dirigido a numerosas instituciones del gobierno infructuosamente.

Durante la visita de estas dos mujeres, Milagros indicó que se le entregara una chequera mensual por 300 cup (moneda nacional), unos 12 cuc (peso cubano convertible); así mismo orientó le fueran asignados dos colchones para la mejor comodidad de los niños; zapatos para los infantes y jabón de baño y de lavar.

Pero ya han pasado más de dos meses del contacto con estas funcionarias y de todo ello solo ha logrado que en el primer mes le entregaran un bono por 300 pesos cubanos y unos zapatos para el niño varón, que gracias a eso puede ir a la escuela, y dijeron que para las hembras no había.

Ya para noviembre y diciembre cambiaron las condiciones y en vez de 300 pesos, le fueron asignados 190 cup, o sea, 110 pesos menos que lo que le habían dicho le iban a entregar mensualmente.

Como es natural, Dadira ha indagado porque la alimentación de sus hijos y otras necesidades están en juego, pero le dicen que tiene que esperar.

Ella plantea que sus cuatro niños son asmáticos, cuando uno tiene neumonía, el otro bronquiolitis y ella tiene que estar llevándolos constantemente al hospital. Después de la visita de las funcionarias tuvo que hospitalizar a las dos niñas más pequeñas.

Refiere que lo único que está pidiendo es un cuarto o un local que no tenga la humedad que tiene el que ocupan en estos momentos, que incluso cuando llueve se moja.

Por sus propios medios consiguió un trabajo de custodio, pero según cuenta esa no es la solución, porque aunque en estos momentos está de práctica, ella sabe que la van a echar, ya que vive y muere en el hospital con alguno de los muchachos ingresados, y ninguno de sus hijos rebasa los 10 años.

Pidió que se volviera a publicar su historia, porque como es algo que no se puede ocultar, quizás dentro de 2 meses alguien vuelva a visitarla para ofrecerle cosas que no cumplen, pero eso sí, le dirán que no contacte más con la gente de los “derechos humanos”.

Informó desde La Habana, Cuba, Juan Carlos Díaz Fonseca, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.
Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails