Buscar en archivos de Mambí en Acción

martes, 8 de diciembre de 2015

Manuel Cuesta opina #Cuba

Por Francisco Sau Boíx.

Barcelona/ Mambí en A/ En el año 2018 se realizará en Cuba otra farsa electoral. La oposición tiene bien claro cuál debe ser su activismo para lograr una Cuba libre y democrática. Sin embargo, hay quienes piensan diferente, y como fieles defensores de los derechos humanos y de la democracia, los activistas respetan las diversas opiniones. Así lo expresó Antunes, Ángel Moya, y Raúl Borges. Sin embargo, Manuel Cuesta Morúa piensa diferente al resto de activistas, es decir, piensa como el entrevistador, quien es integrante de un partido pinero que opina que deben participar de la mencionada farsa electoral.

Es muy importante y necesario aclarar, que el supuesto activista y entrevistador, no solo se limita a recoger las opiniones de los entrevistados, sino que además, y sin que estos lo noten, señala a la oposición como de “rígida”, criticando así la muy efectiva protesta en la vía pública, repitiéndolo una y otra vez, en un marcado interés que resulta nada saludable para el sacrificado y heroico conjunto de activistas dentro de la isla. Activistas que han andado un espinoso y largo camino, que han llegado muy lejos, y que ahora unos pocos intentan que no lleguen a su destino final, colocando piedras y obstáculos.

Por otra parte, también resulta llamativo, el hecho de que critique a la oposición de que no llegue a la población, algo que no es cierto, pues en los últimos años el número de activistas ha crecido de manera significativa en toda la isla, destacándose en primer lugar como la organización que más ha crecido en tan solo 2 años, la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). Lo que pudiera señalar a este supuesto activista, como un agente al servicio del régimen cuyo interés primordial es frenar el avance imparable y contundente de la oposición. De no ser éste el caso, entonces se trata de otro más de los tantos, que lejos de ayudar, estorba.

En el caso del entrevistado, Manuel Cuesta Morúa, también es de la misma posición que el pinero, no participa de las protestas cívicas, y además, las critica. Una posición nada democrática y que concuerda con la del régimen, muy a pesar de que él insiste una y otra vez, en decir que es opositor. Un opositor muy peculiar, y muy particular.


Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails