Buscar en archivos de Mambí en Acción

jueves, 23 de febrero de 2017

SIP pide a #EEUU y a comunidad internacional interceder por periodista cubano #Cuba

Foto: Henry Constantín Ferreiro, vicepresidente regional por Cuba de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, fue acusado por el delito de propaganda enemiga.

Barcelona/ Mambí en A/ La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) pide a la comunidad internacional y al gobierno de Estados Unidos, interceder por la injusta acusación en contra del periodista Henry Constantín Ferreiro, su vicepresidente regional por Cuba de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, acusado por el delito de propaganda enemiga y cuyos cargos le serán notificados por la Fiscalía el lunes próximo.

Matt Sanders, presidente de la SIP, calificó de “ridícula” la acusación de propaganda enemiga a un periodista por el solo hecho de querer trasladarse de Camagüey a La Habana para cubrir una ceremonia en la que iba a ser galardonado el secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, a quien el gobierno cubano le negó el ingreso al país.

Constantín Ferreiro, director de la revista La Hora de Cuba y Sol García Basulto, corresponsal en Camagüey del portal 14ymedio, fueron detenidos en el aeropuerto de Camagüey donde se disponían a tomar un vuelo hacia la capital cubana. García Basulto fue liberada horas más tarde.

En el caso de Constantín Ferreiro su retención se prolongó por día y medio en la Unidad Territorial de Investigaciones Criminales y Operacionales en Camagüey, donde fue intimado a dejar el país y encausado por el delito de propaganda enemiga, figura contemplada en el Código Penal con penas de uno a ocho años de prisión. Se le informó que será instruido de cargos el próximo lunes 27 de febrero, medidas que podrían incluir el pago de fianza, prisión preventiva o firma y registro ante la Fiscalía todas las semanas, lo que implica su prohibición de salida del país.

Sanders, director senior y gerente general de Deseret Digital Media, de Salt Lake City, Utah, quien visitó el 21 de febrero en Washington DC a la directora de la Casa Blanca para Asuntos de los Medios de Comunicación, Helen Aguirre Ferré, le envió una carta solicitándole que traslade al presidente Donald Trump la petición para que interceda por el caso del periodista de la SIP. Sanders recordó que en cuatro reuniones con funcionarios del Departamento de Estado en los últimos meses la SIP ha insistido al gobierno de Estados Unidos que incluya en la agenda bilateral con Cuba el tema del respeto a las libertades de prensa y expresión.

Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información y director de La Silla Rota, de Ciudad de México, expresó que “nos parece inaudito que todavía estemos pidiendo que una dictadura debe ser sometida a presión internacional para que permita la libertad de movimiento y de información de sus propios ciudadanos”.

Sanders y Rock agregaron que “tenemos muy poco tiempo para proteger a nuestro colega y por ello solicitamos solidaridad de la comunidad internacional para interceder ante el gobierno de Cuba para que desista de cualquier tipo de sanción”. La SIP envió también al relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Edison Lanza, una solicitud de respaldo al periodista.

Antes de ser liberado el teniente Yusmiel Pérez Estrada le informó a Constantín Ferreiro que estaba formalmente acusado por el delito de propaganda enemiga y que, en el curso de 72 horas, la Fiscalía determinaría su sanción. A la salida del centro de detención, el teniente Pérez Estrada le dijo en tono mordaz: “nos vemos en la cárcel”.

Durante su detención la exhortación a Constantín Ferreiro a salir del país se la hizo un mayor de apellido Fonseca, quien durante el interrogatorio tenía sobre su escritorio 10 ejemplares de La Hora de Cuba incautadas de su mochila y un expediente sobre el periodista de casi 10 centímetros de alto del que leyó titulares de artículos que había escrito en otra época. El mayor Fonseca le amenazó y le conminó a decidir entre abandonar el país o callarse o ir a la cárcel.

Fonseca, en forma peyorativa agregó que “estás subiendo mucho y vas a terminar mal”, en clara referencia a que Constantín Ferreiro fue nombrado en diciembre pasado vicepresidente por Cuba de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, en reemplazo de Yoani Sánchez, directora de 14ymedio, medio digital independiente con sede en La Habana.

En diálogo esta mañana con la oficina de la SIP, Constantín Ferreiro dijo que tras su liberación y la de García Basulto, les entregaron sus teléfonos celulares inservibles. Alertó además que dos personas vestidas de civil están vigilando frente a su casa, presumiblemente agentes de la Seguridad del Estado.

La revista confiscada a Constantín Ferreiro, la cual ha servido como evidencia para acusarlo de propaganda enemiga, contenía un artículo sobre el control de las vacas por parte del Estado, algunas crónicas sobre el patrimonio histórico y cultural de Camagüey, y entre otras, una nota de opinión en la que se escribió que Raúl Castro se estaría convirtiendo en un dictador bueno.
Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails