Buscar en archivos de Mambí en Acción

jueves, 14 de mayo de 2009

Cuba y la Segunda Esclavitud


Carrera veloz entre depredadores por alcanzar antes la mayor parte de la presa

Como una carrera de lobos hambrientos, se disputan a toda prisa y sin ningún prejuicio por la imagen desagradable que pueda dejar, las grandes y principales potencias de nuestro mundo en recesión moral, sobre la fácil, enferma, y desarmada presa “Cuba”.

Mientras tanto, los ineptos políticos cubanos y marionetas de la Dinastía de los Castro, gastan cuantiosas sumas de dinero en dar conferencias alrededor del mundo, intentando convencer con palabras lo que no se sustenta con hechos a lo largo de medio siglo de desgobierno.

Las políticas internacionales dirigidas hacia Cuba, van cada vez más en el camino de fomentar la inversión extranjera en territorio cubano, olvidándose de que los cubanos no son dueños de nada, y que viven una Segunda Esclavitud.

La Dinastía de los Castro, sabiendo el interés de la Comunidad Europea por realizar y mantener inversiones en Cuba, y la preocupación abierta que ha mostrado inclusive en la prensa al ver a grandes compañías de EUA realizando compañas a favor de viajes y comercio con Cuba, aprovecha para inclusive proponer a la Comisión Europea que abandone la Posición Común, en un claro y evidente chantaje por ganar terreno y tiempo, en su absurda y terminal política esclavista.

Esperemos a ver a cuanto de sus principios democráticos y solidarios son capaces de renunciar por la ambición económica, tanto la Comisión Europea, como los EUA, Canadá, y todas las potencias que se quieran sumar a éstas “Olimpiadas de la Inmoralidad”.

Los libros de la historia universal recogen carreras armamentistas con el fin de ganar territorios para la expansión económica, carreras políticas, carreras administrativas, pero ésta vez ha comenzado un nuevo capítulo de la Historia Universal, la “Carrera de los Sin Principios”, y por supuesto ganará, el que sea capaz de renunciar a la mayor cantidad de principios democráticos, el premio, construir y enriquecerse en el territorio cubano, a expensas del sufrimiento y la esclavitud de su pueblo.

Claro que deberían al tiempo que renuncian a los principios democráticos, predicar con el ejemplo, y establecer las mismas normas esclavistas que existen en Cuba en el territorio del ganador de la “Carrera de los Sin Principios”, algunas normas pudieran ser:

-Que no exista la propiedad privada.
-Permiso de salida para viajar fuera de su país, inclusive permiso para viajar dentro de territorio nacional, por supuesto, a los opuestos al gobierno, que se le prohíba viajar (denegación del permiso de salida)
-Un solo partido político.
-Presos políticos.
-Toda la prensa oficialista.
-Televisión oficialista.
-Radio Oficialista.
-Y un largo de etcéteras que comprenden en fin, “La Esclavitud”.

El mundo está tan preocupado en la crisis financiera internacional, que no se percata de la peor crisis que sufre la humanidad:


“La Crisis de los Principios Democráticos”.

Las arcas de los grandes bancos democráticos, cada vez se acercan más a los números rojos que indican que el número de Principios Democráticos, rosa la bancarrota.

La ONU, la Comisión Europea, cada vez dan más muestras de debilidad ante la "fuerte moneda" de la infamia esclavista de la Dinastía de los Castro.

El pueblo cubano cada vez se encuentra más solo, y más traicionado. Solo es cuestión de tiempo el hecho de que se decida a tomar la montaña cual fiero cimarrón.

No hay diálogo posible cuando el interlocutor se niega a responder, llevamos años de un eterno y sufrido monólogo.
Publicar un comentario