Buscar en archivos de Mambí en Acción

domingo, 17 de mayo de 2009

El muerto es nuestro


Por Luis Tornés Aguililla. 16 de mayo de 2009.

Como prueba de que los enemigos de la libertad de Cuba en Europa no conforman un bloque compacto, digamos una verdad : en el parlamento europeo hay diputados socialistas españoles que no están de acuerdo con la política del gobierno de España hacia Cuba, animada contra viento y marea, por el ministro de exteriores Miguel Angel Moratinos.

Hay socialistas españoles que evalúan perfectamente el costo histórico de la posición, algo más que irracional, mantenida por Zapatero y por ese mismo Moratinos hacia los pontífices armados del gobierno cubano.

Y es que el indecente gesto político del gobierno español se explica porque los señores calculadores de la inmediatez, dan por sentado que más vale pájaro en mano que cien volando, ya que en efecto, enormes son los intereses económicos y financieros que España tiene que defender en aquella isla. ( Dios los coja confesados ).

Pero después de todo y casi sin quererlo, España y su retahíla europea, nos mandan un mensaje claro a los cubanos que deseamos poner coto al paraíso comunista de los hermanos Castro : « ¡ Cuba es asunto de vosotros ! ».

Y de verdad que visto así, se podría admitir que los europeos y el mundo nos adviertan, con la discreción solapada de la gente blanca, ilustre y que olvidó la alpargata y la letrina practicadas hasta el pasado siglo, que la democratización de Cuba se logrará cuando la gente de la « siempre fiel » lo quiera.

Cierto es que hoy, 16 de mayo de 2009, el incendio forestal que azota la provincia de Holguín desde hace diez días no ha podido ser sofocado por falta de logística (y sabrá Dios por qué otras razones) por lo que sin mucho calcular, es de suponer que si los cubanos se incomodan de verdad, Raúl Castro no tendría la capacidad de detener un alud masivo de desaprobación popular.

Ese parámetro de la polimorfa insubordinación masiva de los cubanos activará las alarmas de los servicios extranjeros en Cuba, y ya nos asombraremos de la rapidez con que los moratinados apoyos a la Banda Armada cambiarán de bando sin enfado ni penas porque como dicen los galos : « el dinero no hiede”.

El muerto es nuestro y lo enterraremos hondo.
Publicar un comentario