Buscar en archivos de Mambí en Acción

viernes, 27 de enero de 2012

Otro fallecido en el tercer derrumbe ocurrido en La Habana en menos de dos semanas




Foto: Ricardo Riquene Anaya, víctima mortal del derrumbe con 47 años de edad.


Barcelona/ Mambí en A/ Un hombre murió el jueves en la tarde al quedar sepultado por los escombros de una vieja edificación declarada por las autoridades inhabitable en el municipio Centro Habana, Cuba.

Este es el tercer derrumbe ocurrido en la capital en menos de dos semanas, que se tenga conocimiento.

La víctima se nombra Ricardo Riquene Anaya, de 47 años de edad, quien se había empeñado en continuar viviendo junto a su hijo en el interior del No 408 de la calle Industria entre las calles San Martín y San Rafael, frente al antiguo cine Campoamor.

Una de las fuentes declaró que el hijo de Ricardo pudo escapar del derrumbe e informar a las autoridades, que de inmediato se personaron en el lugar.

“El accidente ocurrió alrededor de las 3:00 de la tarde del jueves”, dijo una de las fuentes, quien donó las fotografías que acompañan esta nota y que prefirió mantenerse en el anonimato.
Un vecino de la zona dijo el jueves en la noche al ser consultado: “vi muchos agentes de la Policía Nacional y autoridades del Ministerio del Interior allí y pensé que lo que estaban era desalojando, no sabía que era otro derrumbe. Hace mucho tiempo ese edificio fue declarado inhabitable y habían sacado a varias familias pero algunos locos se quedaron viviendo a pesar del peligro, así hay miles en Centro Habana que están en igual situación”.

Otro derrumbe ocurrió el martes en Neptuno 1013 entre Hospital y Espada, Centro Habana, donde las autoridades mantienen cintas de prohibición en la calle y desalojaron del inmueble -una vieja cuartería- a sus moradores, no reportándose fallecidos ni heridos.

El pasado 17 de enero el edificio de tres plantas, ubicado en las calles Infanta y Salud, en Centro Habana, se desplomó dejando cuatro muertos y varios heridos en un principio.

Datos oficiales indican que el 8,5 de las edificaciones en Cuba necesitan reparación inmediata.

Sin embargo, las autoridades venden materiales para construir a altos precios, contrastando con los bajos salarios de los trabajadores y la prohibición burocrática de 52 años sin permitir la libre construcción y reparación.

Informó desde La Habana, Cuba, Roberto Guerra Pérez, Hablemos Press.
Publicar un comentario