Buscar en archivos de Mambí en Acción

sábado, 28 de julio de 2018

Sin atención estomatológica por bacteria mortal en clínica #Cuba

Foto: imagen de archivo de una clínica dental en Cuba.

Mambí en A/ Ana Iris Miranda Leyva, Representante del Comando Olegario Charlot Spileta, del Movimiento Cubano Reflexión, ex Presa Política y Prisionera de Conciencia, denuncia a la Clínica Estomatológica "Artemio Mastrapa" y a su director, el doctor Yuri Calzadilla.

Esta clínica dental se ha hecho tristemente famosa por estar contaminada con la bacteria mortal pseudomona; bacteria oportunista que ataca organismos inmunodeprimidos y son muy difíciles de erradicar y tratar por ser altamente resistente a los antibióticos. Como ya denunciamos, el día 18 de abril de 2018 falleció en el Hospital Pediátrico "Octavio de la Concepción y de la Pedraja", la infante de 13 años Sofía González Velázquez, quien residía en calle Maceo 213 e/ Peralejo y Ángel Guerra; quien contrajo la pseudomona en la Clínica Estomatológica Artemio Mastrapa, cuando le pusieron los ganchos metálicos en la consulta de Ortodoncia. Y después de ese trágico suceso, recientemente un hombre adulto estuvo grave de muerte por contraer allí mismo la misma bacteria; pero por designio de Dios o del destino, él sí sobrevivió.

Hoy mismo nosotros teníamos 3 turnos para extraernos dientes allí, pues solo podemos atendernos en ese peligroso lugar porque allí pertenecemos por la dirección de nuestra casa. Pero no fuimos atendidos porque no hay agua. Pues resulta que la mortal bacteria infectó el agua de la cisterna (que ahora está en desinfección y reconstrucción); y solo son atendidos algunos casos cuando Salud Pública envía una pipa (camión) de agua. Y cuando llega el vehículo con el agua se forman los problemas porque todo el que esté allí quiere ser atendido. Pero lo más frustrante es que no se nos remite hacia otras clínicas estomatológicas, por lo que seguimos con dolor de muelas y sin atención médica. Denunciamos al doctor Yuri Calzadilla, el director de dicha clínica estomatológica, pues el mismo no tiene ética profesional, se caracteriza por sus maltratos y mala forma; y solo se preocupa por conseguir otra misión en el extranjero para obtener buena remuneración económica. Quizás este gran problema no hubiera sucedido si fuera un profesional real y ético; pues por hacer mal su trabajo las cosas se salieron de control. Aunque, conociendo el modus operandis de sanciones de la dictadura comunista, es muy probable que sea promovido a ministro de salud por todo el daño que ocasionó su incompetencia. Pero así son los médicos que forma el régimen castrista: inescrupulosos, incapaces, brutos, groseros, solo pensando en salir de misión para vivir bien.

Algo que resulta muy preocupante es que al lado de esta clínica que parece el escenario de un filme de terror, existe un gran Círculo Infantil (Guardería) con muchos niños muy pequeños, incluso menores de 5 años. De modo que mientras sus padres trabajan confiados en que sus hijos están cuidados allí, quizás corren grave peligro. Pues la pseudomona puede haber contaminado el manto freático, o la tierra a través de los árboles.

Por lo pronto esta es la situación: la bacteria asesina sigue allí, generando nuevos casos de infección, y nosotros seguimos con dolor de muelas sin ser transferidos a otra clínica estomatológica. Hoy le dijimos a las recepcionistas que si podíamos llevar el agua de nuestra casa, con tal de ser tratados, pero nos dijeron que no. Y que la situación (más bien EMERGENCIA) se halla en debate al más alto nivel. Que aunque la cisterna se está desinfectando y reparando, es incluso probable que la clínica sea cambiada hacia otro local; debido a lo difícil que resulta detectar y erradicar la pseudomona. Pero mientras tanto, ¿Qué hacemos con nuestros dolores de muelas?
Publicar un comentario