Buscar en archivos de Mambí en Acción

jueves, 23 de abril de 2020

🔴#PolicíaPolítica prohíbe a periodistas del ICLEP informar sobre la pandemia del #coronavirus en #Cuba


Mambí en A/ Oficiales de la Policía Política citaron, interrogaron y amenazaron con desaparecer al periodista y director del medio de comunicación comunitario del ICLEP Amanecer Habanero, Osniel Carmona Breijo, si publica textos sobre la pandemia y la crisis paralela que se va creando en la ciudad.

“Te vamos a desaparecer por tiempo indefinido, de calabozo en calabozo sin que nadie conozca tu paradero”, fue una de las amenazas que repetían muy seguido los oficiales de la Policía Política conocidos como el mayor Alejandro y el capitán Jorge al periodista Carmona Breijo, por publicar en el periódico Amanecer Habanero informaciones sobre la pandemia.

“Me prohibieron publicar textos abordando la situación del COVID-19, tanto de la enfermedad como de las crisis paralelas que se van creando en la ciudad. Tenían en la mano ejemplares de la edición 138, y me decían que las notas eran falsas. Cuando les dije que sabían que todo era cierto, o de lo contrario en vez de estar hablando con ellos estaría frente a un instructor penal, comenzaron a gritar que se habían cansado de mí y que me ajustara el cinto para lo que se me venía, que cuando terminaran conmigo más nadie me iba a emplear”, aseguró Carmona Breijo.

Por su parte la primer teniente, Elizabeth, lanzó varios ejemplares de la edición 138 del periódico Amanecer Habanero cerca del rostro del periodista y en forma descompuesta le aseguró, “Te los voy hacer comer cuando te sorprenda distribuyendolos a la población”.

“¿Por qué mejor no hablas de lo que pasa en USA? Allá tienen más problemas, la gente se está muriendo por montones”, fueron algunos reproches de la primer teniente al periodista.

“El capitán Jorge, de manera enfática trataba de persuadirme a que entrara en algún tipo de arreglo con ellos asegurandome que si lo hago podré cumplir con el trabajo sin buscarme líos. Me dijo que si los tenía al tanto de lo que dice Normando Hernández (Director General del ICLEP) ellos (la Policía Política) van a lograr que yo llegue lejos en mi carrera de periodista”, afirmó Carmona Breijo.

También amenazaron al director de Amanecer Habanero con tomar represalias contra su esposa que reside en la provincial de Mayabeque.

“Me dieron un acta a firmar, que no firmé, que decía que estaba detenido por desorden público y me introdujeron en un calabozo sin condiciones higiénicas durante unas cinco horas. Cuando me sacaron del calabozo me tuvieron sentado en el parqueo de la Policía hasta pasada la una de la madrugada; hasta que me dejaron ir, después de once horas detenido”, concluyó el periodista.

Las amenazas contra Osniel Carmona Breijo, el pasado miércoles 8 en la unidad policial El Capri, del municipio Arroyo Naranjo en La Habana, no son las únicas que ha sufrido un periodista del ICLEP en medio de la pandemia por publicar información relacionada con el COVID- 19.

Yusleidy Romero, directora de Panorama Pinareño, también fue interrogada y amenazada de prisión por el teniente coronel de la Policía Política, Jesús Ramón Morel Beune el pasado 30 de marzo por publicar sobre el coronavirus en la edición 180 del periódico que dirige.

Por otro lado, El Director Ejecutivo del ICLEP, Alberto Corzo, fue arrestado, interrogado y amenazado con ser acusado de propagación de epidemia, por lo que pudieran sancionarlo de tres a ocho años de privación de libertad según la forma más agravada del artículo 187 del Código Penal Cubano.

“El oficial de la Policía Política que se identificó como Camilo, me arrestó y condujo a la unidad de la Policía de Los Arabos donde me interrogó de forma descompuesta sobre mi trabajo como director ejecutivo del ICLEP y al negarme a responder a sus preguntas me amenazó con sancionarme por propagación de epidemia”, narró el periodista.

Corzo, fue interrogado durante una hora el pasado viernes 10 y asegura que “La policía política en coordinación con las diferentes fuerzas represivas del régimen y miembros de diferentes entidades y organizaciones gubernamentales, han desarrollado una serie de medidas para la prevención del coronavirus y que estas medidas se han convertido en un instrumento de justificación para violar la ley, arreciar el asedio y la represión contra la prensa ciudadana en la isla”.

“La Dirección General del ICLEP ha dado indicaciones precisas para continuar realizando nuestro servicio informativo, sin interrupción, en las siete comunidades donde trabajamos previniendo en todo momento que alguno de nuestros periodistas se contagie y/o pueda contagiar con el COVID-19 algún ciudadano, pero la Policía Política se empecina en hacernos mucho más difícil nuestro trabajo comunicacional sin importarle las consecuencias que sufre y sufrirá el pueblo cubano por la manipulación y desinformación de los medios de prensa gubernamentales”, concluyó el Director General del ICLEP, Normando Hernández.




No hay comentarios: