Buscar en archivos de Mambí en Acción

jueves, 17 de abril de 2008

"Las medidas del Dictador II"



Mientras los cubanos esperan que un milagro solucione sus problemas económicos, siguen dejándose engañar, tal vez, por la impotencia de no saber como resolver los problemas que ha creado la Dictadura-Dinastía.
Sí, Fidel Castro se ha retirado por obligación y no por convicción, dejando al pueblo el regalo de su ineficacia económica probada, sumido el país en una crisis económica que tratan de justificar con el bloqueo económico que ejerce los EUA sobre Cuba.
Cómo justificarían entonces que una tierra tan fértil no sea cultivada, y tengan que importar arroz, azúcar, inclusive cuando Cuba fue un fuerte exportador de azúcar, café, el café cubano tan conocido en todo el mundo, ya no lo es, cítricos, etc., etc., el ganado, el porcino, el ovino, el níquel, el mármol, nuestro mármol de Isla de Pinos, cuán preciado es en el mundo, tampoco es rentable, nada, nada es rentable en Cuba. Ni que decir de que es una isla, rodeada de los mares del trópico, rica en variedades de peces, ostras, langostas, los cuales tampoco son rentables gracias a la habilidad económica negativa del dictador legendario, éstos que se pudieran decir que son regalos de la naturaleza para nuestra isla, no se saben aprovechar, cuántos países en el mundo quisieran tener nuestras fértiles tierras, o nuestro fértil mar caribe, y a todo ésto le agregamos nuestro maravilloso clima, es realmente nuestra isla un idilio soñado por cualquier persona en el mundo.
Ahora, el heredero del trono, Raúl Castro, en su ejercicio como Dictador II de la Dictadura-Dinastía, vuelve una vez más a aplicar la técnica de “la válvula de escape”, técnica muy bien conocida por todo nuestro pueblo, puesto que durante medio siglo a sido aplicada en varias ocasiones, ésta técnica consiste en hacer aperturas económicas contrapuestas a los planteamientos de la Dictadura-Dinastía, para aliviar el descontento popular, y evitar una explosión social, que pudiera iniciar con manifestaciones en masas, y terminar quién sabe como.
Al mismo tiempo, persiguiendo un doble objetivo, ya no pueden cambiar oro como se hizo en otra ocasión, ya el pueblo no tiene oro, ni tiene nada. Ahora sacan a la venta a unos precios muy por encima de su valor real, celulares, computadoras, y muchos otros artículos antes prohibidos, ¿cuál es éste segundo objetivo?, pues sencillamente apuntalar una economía que no tiene una base sólida, que se cae como se caen las casas de mi Habana. El dinero, pues no les interesa si lo mandan los familiares del extranjero, los mismos que no dejan entrar a Cuba, los malos, esos somos los que mandamos el dinero, para mantener apuntalada la Dictadura-Dinastía.
Por lo que éstas aperturas económicas, no son realmente aperturas, son la cara de la agonía de la Dictadura-Dinastía, que mientras no haga aperturas políticas y jurídicas, no habrán realmente cambios sustanciales para el bienestar de nuestro pueblo cubano.
No nos engañemos hermanos, éstas medidas solo son, para hacer más largo el letargo de nuestro pueblo.
Publicar un comentario