Buscar en archivos de Mambí en Acción

domingo, 13 de abril de 2008

¿Terrorismo bueno y Terrorismo malo?

Recientemente, el 11 de abril se conmemoró 5 años del fusilamiento de tres cubanos, que intentaban salir de Cuba. Éstos son los hechos:
En la madrugada del 2 de abril de 2003, un grupo de once cubanos abordan una embarcación de pasajeros que cruzan la bahía habanera entre el Muelle de Luz, Casablanca y Regla, secuestrando a sus pasajeros, con la única intención de salir de la cárcel en que la Dictadura-Dinastia ha convertido Cuba, y llegar a los EUA. Al mediodía del mismo día y a una distancia aproximada de 45 Km de Cuba, el trasbordador se quedó sin combustible. Alrededor de las tres de la tarde acceden a ser remolcados hasta el puerto del Mariel, bajo promesa de que se les entregaria combustible. En el puerto las fuerzas de seguridad cubana alentaron a los pasajeros de lanzarse al mar, y detuvieron a todas las personas que participaron en el secuestro, sin resultar personas heridas ó lesionadas. El secuestro terminó a las 4 de la tarde del 2 de abril de 2003.
Tres días después de los hechos antes descritos, el 5 de abril de 2003, fueron puestos a disposición del Tribunal Provincial Popular de la Ciudad de La Habana, Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado.
Todos fueron acusados por el fiscal de cometer un acto terrorista. El Tribunal aplicó el procedimiento de juicio sumarísimo, que establece que en casos de circunstancias excepcionales, el Fiscal General de la República podrá aconsejar al Presidente del Tribunal Supremo Popular que se juzgue mediante procedimiento sumarísimo determinados hechos delictivos.
El 8 de abril de 2003 el Tribunal Provincial Popular dictó sentencia en la cual se expresa que el juicio fue oral, público y sumarísimo.
Resultando el fallo sancionar a: Lorenzo Enrique Copello Castillo, Barbaro Leodan Sevilla Garcia, y a Jorge Luis Martinez Isaac como autores del delito consumado de Actos de Terrorismo, a MUERTE.
Después de interpuesta la apelación correspondiente, el Tribunal Supremo Popular ratificó la condena.
Posteriormente, las condenas a muerte fueron sometidas a la consideración del Consejo de Estado, órgano que tenía la atribución de conceder indultos a los condenados a muerte, sin embargo, ratificó las condenas a muerte.
Las condenas fueron impuestas y los tres cubanos ejecutados en la madrugada del 11 de abril de 2003, a tan solo 9 días del secuestro de la embarcación, sin derecho a una defensa justa.
Hoy vemos los hechos de los terroristas de las FARC, que secuestran a hombres, mujeres y niños, asesinan, siembran el miedo y el terror, ya no sólo en Colombia, sino en Venezuela, Ecuador, y el resto de América, por el peligro que suponen, retienen por años a sus rehenes, sin considerar enfermedad alguna, como es el caso más reciente y más conocido por la divulgación internacional que su estado crítico de salud implica, el de Ingrid Betancourt, a la cual se niegan a liberar.
Vemos también, como el actual presidente de Venezuela Hugo Chávez, no solo le muestra su apoyo a ésta banda de terrorista de las FARC, sino que pide al mundo que sea borrada de la lista de los grupos terroristas.
Y por último, también se suma al bando de los terroristas el ex-presidente de Cuba Fidel Castro, su hermano Raúl Castro actual presidente, y su gobierno, la DICTADURA-DINASTIA, al apoyar a Hugo Chávez en sus declaraciones.
Viendo los hechos en que fueron fusilados los cubanos que deseaban salir de Cuba, y los acontecidos por las FARC, apoyados por el presidente de Venezuela y la DICTADURA-DINASTIA de Cuba, se deduce la pregunta: ¿Acaso hay un terrorismo bueno y un terrorismo malo?

1 comentario:

David dijo...

Te falto la foto de Bush jr, y la de Dick Cheney, ambos son tan terroristas como los demas en las fotos.