Buscar en archivos de Mambí en Acción

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Detienen y Amenazan a Menores de Edad en Cuba


Por Magaly Norvis Otero Suárez/ Hablemos Press.

Foto: La Dama de Blanco, Berta Soler, hablando para la prensa.

La Dama de Blanco, Berta Soler, esposa del prisionero político y de conciencia Ángel Moya Acosta, denuncia el arresto de su hijo Luis Ángel Moya Soler, de 15 años de edad, e insta a que cese el acoso contra su familia.

Soler, en comunicación telefónica comentó a esta reportera: “Ayer (15 de septiembre) cuando llegué a mi casa a las 7 de la noche, unos niños de la escuela cercana me dijeron que Luis Ángel había sido detenido y llevado a la unidad de la policía nacional de Alamar”.

“Resulta que él (Luis Ángel) y otros 3 amigos se encontraban en las afuera de la escuela secundaria básica 7 de Noviembre, donde terminó sus estudios en el recién concluido curso escolar, y pasa por allí en ocasiones para saludar a sus antiguos maestros y amigos que dejó en los grados inferiores. Se quedó en la parte trasera de la secundaria, y según la policía, directivos de la escuela les avisó que unos muchachos se encontraban gritando y saltando una cerca”, explica la Dama de Blanco.

Las Damas de Blanco, son los familiares de los prisioneros políticos de un grupo de 75 disidentes que fueron encarcelados en el 2003 por el régimen castrista.

Según Soler, “no pudieron coger a esos muchachos, y el mío y tres más que estaban sentados fueron montados en la perseguidora (carro patrulla) y llevados a la estación donde estuvieron desde las 2 de la tarde hasta las 7 de la noche”.

“Ellos asombrados y asustados se preguntaban qué había pasado… que los dejaran ir que eran menores de edad y les dijeron que no. A otro de ello los amenazaron: “mira te vamos a transferir para la unidad 15 que es mucho más fuerte y la principal de Alamar, y ten cuidado que allí si vas a tener que dar el fondillo, eso se lo dijo una oficial mujer, asegura mi hijo”.

La Dama de Blanco consideró que era su deber denunciar la situación para que cese el acoso y represión contra su familia.

“Cuando llegué, dije que le estaban violando el derecho de libertad de movimiento a mi hijo. Y que el no tiene la culpa que la economía del país esté en el piso y Raúl Castro no tenga comida para que los adolecentes asistan a doble sección en las escuelas… a lo que una oficial dijo que yo estaba hablando en contra de la revolución y que me iban a multar”, añadió.

“Esa la va a pagar la Seguridad del Estado”, según cuenta Soler, fue la respuesta a la oficial a lo que intercedió un militar de alto rango y calmó la situación, rompiendo la multa.

No hay comentarios: