Buscar en archivos de Mambí en Acción

sábado, 11 de septiembre de 2010

El hambre como método de tortura


Por Jorge Alberto Liriano Linares, Hablemos Press.

Foto: Ariel Sigler Amaya, ex-deportista y ex-prisionero político cubano, se recupera en los EEUU de su paraplejia y desnutrición.

Barcelona/ Mambí en A/ El régimen especial Kilo 8, una cárcel cubana de máxima severidad, alberga en su interior a cerca de 500 prisioneros con sanciones de hasta cadena perpetua, pero también es la cárcel con mayor severidad del territorio en desnutrición.

Las cifras y por cientos de los reos afectados hasta hoy es un secreto militar, los servicios médicos del ministerio del interior confabulados con las autoridades penitenciarias no efectúan el pesaje establecido y falsean los informes.

Lo cierto es que cientos de prisioneros están abandonados a su suerte y enfrentan el hambre como un castigo adicional a la privación de libertad.

Los militares continúan robándose los escasos recursos asignados por el estado para la alimentación de los reos.

Otros recursos asignados por el gobierno como las tasas sanitarias, destinadas a ubicarlas en las celdas de confinamientos en sustitución de las anti higiénicas letrinas, comúnmente conocidas como turcos, hace meses permanecen en el almacén corriendo el riesgo de ir a parar a las manos de los bandidos uniformados que pululan en este antro.

Idéntica suerte pueden correr una dotación de toallas destinadas al avituallamiento de la población penal, la cual permanece almacenada en espera tal vez de un destino torcido, oscuro e ilícito, fruto del abuso de poder y la falta de honradez, de principios, de ética y de valores morales en la citada mafia militar, que lejos de construir y educar están causando muchos y muy altos estragos a la economía, a la sociedad y muy especial a los derechos individuales de los prisioneros en esta cárcel del centro oriental de la isla.

Nota: Jorge Alberto Liriano Linares se encuentra recluido en la cárcel Kilo 8, régimen especial de Camagüey.

1 comentario:

Juan Antonio Zas Irigoyen dijo...

Raul te pregunto, esos recursos que usted envia a las prisiones, como los descritos aqui, Taza de inodoros, toallas, comida, etc, los militares de esas prisiones conjuntamente con sus jefes se los roban y no se les da a los presos. Quien hace mas contrarrevolucio ?los presos que no tienen acceso a esos recursos o los militares suyos conjunytamente con sus jefes que se los roban, no sabe usted eso? o quiere no saber eso? o usted vira la cara para el otro lado? porque quizas meterse con la elite militar no le conviene y usted es reo de los que usted dirige. Creame yo siempre pense que usted y su hermano no creian en nadie y le pasaban la cuenta a cualquiera, pero veo que no es asi, le llaman ustedes enemigos de la revolucion a los que no lo son, si no a los que denuncian a los que roban y usurpan los bienes de la revolucion y sin embargo usted y su hermano le llaman revolucionarios a los militares y dirigentes que realizan no de ahora sino desde hace muchos annios esas fechorias. Aclareme usted que es ser revolucionario de acuerdo a sus canones.