Buscar en archivos de Mambí en Acción

viernes, 1 de marzo de 2019

Intervención armada - No hay vuelta atrás #Venezuela


Por: Cnel. (Ej.) e Ing. Rubén Dario Bustillos Rávago.

Un día antes de la Cumbre del Grupo de Lima en Bogotá, el presidente Juan Guaidó autorizó la difusión de un comunicado oficial que proponía el “uso de la fuerza contra el régimen por bloquear la ayuda humanitaria”.

Sin embargo, el Grupo de Lima, en su declaración de Bogotá reitera: “... su convicción de que la transición a la democracia debe ser conducida por los propios venezolanos, ..., por medios pacíficos y diplomáticos, sin uso de la fuerza”.

Todo lo expresado por el Grupo de Lima en el documento final del acuerdo de Bogotá, en nuestra opinión, no es más que una mera declarativa política dirigida a engrosar el expediente que la Corte Penal Internacional de Justicia (CPI) está instruyendo en contra de Nicolas Maduro y sus cómplices, y no tiene que ver con la imperiosa necesidad de una acción militar internacional como lo requiere la gran mayoría de los venezolanos, en la voz de nuestro legítimo presidente Juan Guaidó.

El grupo de países que en realidad sostienen un compromiso de llegar hasta el final en la lucha del pueblo venezolano para lograr su libertad, está integrado por EE.UU., Inglaterra, Canadá, Alemania, Holanda, Colombia, Brasil, la OTAN y eventualmente, Argentina y Chile.

Inglaterra ya tiene preparada una fuerza de tarea en Curazao, y Estados Unidos puso en movimiento su maquinaria de guerra que se aproxima al Caribe. Colombia y Brasil ya poseen fuerzas importantes en sus fronteras.

Solo es cuestión de tiempo para que cuando menos lo esperen se inicien las operaciones militares. Tenemos que entender que el día “D” es resguardado con máximo secreto.

Mientras, aviones norteamericanos de espionaje electrónico operan desde aguas internacionales sobre las costas venezolanas desde hace tiempo, y la CIA según su director, Mike Pompeo, tiene toda la información de inteligencia que confirman el peligro que representa el narco-régimen para la región, dijo en una entrevista en “Fox News Sunday”, al ser interrogado sobre las declaraciones del presidente Donald Trump.





La intervención militar en Venezuela no será una guerra convencional entre estados, ya que se trata de una operación de carácter policial para someter a toda una banda de delincuentes organizados internacionalmente para saquear las arcas públicas de Venezuela. De tal forma que los métodos que se utilicen para liquidar a los bandoleros son irrelevantes.

La información precisa en donde accionan y duermen cada uno de los Capos con que cuenta la Central de inteligencia, la puso en manos del Pentágono para que una vez analizada prepare sus órdenes de Operaciones (OP).

El contenido de la frase “No hay vuelta atrás” del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, es un evidente e inflexible mensaje de esperanza para los 30 millones de venezolanos que tenemos 20 años luchando por nuestra libertad.

Sin embargo, una acción militar venezolana que dé al traste con la usurpación antes del día “D”, podría cambiar las fases de ejecución de la Orden de Operaciones (OP).

Para concluir el presente escrito, nos permitimos sugerirles a nuestros compatriotas, proveerse de alimentos, agua, linternas, gasolina (para bombas molotov) y armas y municiones, en caso de que sean necesarias para lograr lo que todos estamos deseando, NUESTRA LIBERTAD E INDEPENDENCIA.

No hay comentarios: