Buscar en archivos de Mambí en Acción

martes, 17 de mayo de 2011

Seguridad del Estado de Cuba "roba, amenaza, secuestra, ..."

Barcelona/ Mambí en A/ El periodista independiente cubano, José Alberto Álvarez Bravo, envía carta denunciando los atropellos de que fue víctima por parte de la Seguridad del Estado de Cuba.

La Habana, Cuba 17 de mayo de 2011

A: Comité para la Protección a los Periodistas,
Reporteros Sin Fronteras,
Sociedad Interamericana de Prensa.

De: José Alberto Álvarez Bravo, periodista independiente cubano.
Por la presente pongo en vuestro conocimiento los hechos delictivos cometidos en contra de mi persona, tanto en mi condición ciudadana como en la profesional, por parte de la policía política cubana.
Hechos

1. El martes 10 de mayo de 2011, alrededor de las 10:15 pm, efectivos de la Sección 21 del Departamento de la Seguridad del Estado de Cuba, hubieron de interceptarme en la calle Calzada, casi esquina a la calle I, en El Vedado, introduciéndome en un automóvil con matricula privada en el que fui trasladado con la cabeza reclinada sobre el asiento trasero, hasta un lugar urbanizado pero carente de tránsito vehicular y peatonal.
2. Ya en ese lugar desconocido, se personó en el mismo el oficial de la policía política nombrado, Fernando Tamayo Gómez, quien procedió a proferir injurias y amenazas en mi contra, calificándome de mercenario, asalariado del imperio y traidor; las amenazas consistieron en pronosticarme arrestos hasta por un año, “como hicimos con René Gómez Manzano por haber traspasado todos los límites de nuestra tolerancia”, además de mantener la actual táctica de continuas detenciones de corta duración.
3. Como expresión de apoyo a la actuación delictuosa del mencionado Tamayo Gómez, otro oficial de presuntamente mayor graduación se acercó al vehículo, profiriendo a su vez otra andanada de injurias que las buenas costumbres me impiden referir en este marco.
4. Durante el mismo acto de secuestro, los agentes de la entidad represiva de delitos políticos me despojaron de un teléfono móvil y una cámara digital, instrumentos imprescindibles para el desempeño de mi labor profesional.
5. Doy fe de la más absoluta veracidad de estos hechos, consciente de su probable improcedencia, dada la imposibilidad de contar con la corroboración de testigos independientes, a pesar de que el ciudadano Aramís Sáez Sánchez fue secuestrado por encontrarse a mi lado, aunque trasladado a una Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria.
Estos hechos son puestos a su consideración para que surtan el efecto que tenga Usted a bien adjudicarle.
Es una información enviada desde La Habana, Cuba, por Roberto de Jesús Guerra Pérez.

No hay comentarios: