Buscar en archivos de Mambí en Acción

sábado, 29 de diciembre de 2018

BALANCE ANUAL 2018 DE RSF sobre violencia contra los periodistas: “Todos los indicadores están en rojo”

• Reporteros Sin Fronteras (RSF) publicó este 18 de diciembre su BALANCE ANUAL de las agresiones cometidas contra los periodistas en el mundo.
• En 2018, 80 periodistas han sido asesinados, 348 están encarcelados y 60 secuestrados.
• Estas cifras en aumento reflejan una violencia inédita contra los periodistas.



Mambí en A/ Ya se trate de asesinatos, de encarcelamientos, de secuestros o de desapariciones forzadas, en 2018 se ha registrado un claro aumento de los actos violentos cometidos contra periodistas en el mundo. Así lo revela Reporteros Sin Fronteras (RSF) en su Balance Anual.

El año 2018 ha sido particularmente mortífero: 80 periodistas han sido asesinados mientras desempeñaban su labor informativa (un 8% más que el año anterior). En los últimos tres años, el número de periodistas profesionales asesinados había descendido; no obstante, en 2018 se ha producido un aumento del 15%: se han registrado 63 asesinatos, mientras que en 2017 fueron 55. El asesinato del columnista saudí Jamal Khashoggi y el del joven periodista de datos eslovaco Jan Kuciak, que tuvieron gran repercusión en los medios de comunicación, muestran la inconmensurable determinación de los enemigos de la libertad de prensa. Más de la mitad de los periodistas asesinados en 2018 fueron atacados de forma deliberada.





“Los actos violentos contra los periodistas alcanzan un nivel inédito este año: todos los indicadores están en rojo”, señala Christophe Deloire, Secretario General de Reporteros Sin Fronteras. “El odio a los periodistas manifestado –e incluso reivindicado– por líderes políticos, religiosos y hombres de negocios sin escrúpulos, tiene consecuencias dramáticas y se traduce en un aumento muy preocupante de las violaciones de los derechos de los periodistas. Estos sentimientos de odio, multiplicados a través de las redes sociales –que tienen gran responsabilidad en estos hechos–, su usan para legitimar las agresiones y debilitan, poco a poco, cada día, el periodismo y, con él, la democracia”, añade.
Publicar un comentario